Alarma en el Cesar por caso confirmado de oruga venenosa

......


El pasado miércoles se presentó el primer y hasta ahora único caso registrado en el departamento del Cesar y la costa Caribe colombiana de picadura de una oruga venenosa.

El afectado es un trabajador de 36 años que se encontraban recogiendo café en una vereda de La Jagua de Ibirico, municipio de este departamento, quien tuvo que ser recluido en la Clínica Médicos de Alta Complejidad del Caribe, ubicada en Valledupar, donde recibió atención en la Unidad de Cuidados Críticos dada la gravedad de los efectos que produce la picadura de este animal.

De acuerdo con Francisco Ruiz, funcionario del Instituto Nacional de Salud, INS, antes de que se confirmara el caso sospechaban que se trataba efectivamente de este espécimen de familia Saturniidae del género Lonomia, que es la que produce un cuadro hemorrágico severo como el que presentó el paciente.

Según Ruiz el problema es cuando se tiene contacto porque el animal no es agresivo y cuando se presenta un roce o se hace presión dado que tienen unas estructuras llamadas espículas en las que se concentra el veneno, pueden generar un cuadro severo de alteración de los patrones de coagulación.

Por este motivo se altera el cuadro de coagulación y se produce una hemorragia con la que se presentan hematomas que pueden aparecer de manera espontánea en cualquier parte del cuerpo.

Sin embargo, reconoció Ruiz, hasta el momento solo se había registrado presencia de estos insectos en la Orinoquía colombiana: Arauca, Casanare y Meta, donde se han reportado casos de manera no muy frecuente.

“En esta época de transición de lluvias ocurren estos accidentes. Es importante decirlo: septiembre, octubre, noviembre, hay muchísimas mariposas y algunas de ellas son tóxicas como esta, lo que pasa es que las intoxicaciones son ligeras, no son tan marcadas”, agregó el funcionario del INS.

Por su parte, René Urón, coordinador del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias, CRUE, y quien además es maestrante en toxicología, aseguró que tras el diagnóstico se dieron las indicaciones a los médicos y a la institución en la que está siendo atendido el paciente. A la vez informó que se articuló la labor directamente con toxicólogos y con la Red de Toxicología Nacional Sisprocom, que está en el Ministerio de Salud y Protección Social, donde varios profesionales colaboraron con el caso y a través de los cuales lograron conseguir el suero anti lonómico.

Precisamente este suero en Colombia no se produce por lo que hay dosis muy restringidas del mismo que procede de Brasil.

“Ellos nos enviaron unas dosis y el paciente de estar en UCI con un pronóstico bastante sombrío, ha mejorado afortunadamente, ha venido evolucionando los tiempos de coagulación”, manifestó Urón, quien reveló además que el afectado, por ejemplo, no estaba coagulando, estaba orinando sangre, equimótico, es decir, presentando unos morados importantes, entre otras reacciones de su organismo.

“Estamos en el proceso de conseguir el espécimen para enviarlo al Ministerio y que se le haga una clasificación taxonómica y reportar este caso”, manifestó Urón.

De la misma manera enfatizó en que es un caso importante a partir del cual deben empezar a socializar este tema con los médicos generales y los médicos de urgencias de los diferentes municipios con el fin de que tengan conocimientos sobre el manejo de este tipo de accidentes y todo lo que tiene que ver con animales (serpientes, escorpión, araña) y ahora con este caso de lonomia.

Por último recomendó que al ver este tipo de gusanos se evite tocarlos y que si en dado caso se sufre algún contacto, la persona no debe automedicarse, ni consultar yerbateros. En su lugar lo ideal es dirigirse al servicio de salud y preferiblemente que lleven el espécimen con el que tuvieron algún tipo de contacto.

En el mismo sentido, Esmeralda Guardias, secretaria de Salud Departamental, antes de que se confirmara este caso hizo un llamado a la comunidad para que si se encuentran con estos animales, que generalmente se agrupan en los los árboles y son de color madera, no los vayan a manipular ni a intentar matar porque pueden tener el contacto que resulta ser perjudicial. Igualmente advirtió que en determinado caso se requiere que avisen a las autoridades competentes para hacer enseguida la intervención respectiva.

Se refirió también a que los síntomas que se presentan son hematomas como principales signos y posteriormente fiebre, malestar general, dolor en las articulaciones y empieza a complicarse el síndrome hasta desestabilizar hemodinámicamente al individuo. En este caso, cuando aún no se confirmaba la clase del insecto llegó incluso a necesitarse de la atención de una unidad de cuidado crítico porque el paciente puede entrar hasta en falla multisistémica, lo que puede generar una afección cardiorrespiratoria y ocasionarle la muerte.

“Se alerta a la comunidad para que tomen las recomendaciones del caso si se llegan a encontrar con la presencia de estos animales”, aseguró Guardias.

SIGUE A INTERPOLITICO.COM EN :
@interpolitico


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *