HomePolitica

Gobernación del Cesar entregó salones en Pueblo Bello para 940 estudiantes

El Gobierno del Cesar sigue haciendo historia y transformando la educación con modernos y amplios espacios para un aprendizaje con calidad y cobertur

Lderes y simpatizantes de Guatapur, Atanquez y Chemesquemena ratificaron apoyo irrestricto a John Valle Cuello
Colombia tiene 33.354 casos de coronavirus y 12.288 recuperados
El ministro de Vivienda Germn Vargas LLeras entreg 89 viviendas gratis en Armenia

El Gobierno del Cesar sigue haciendo historia y transformando la educación con modernos y amplios espacios para un aprendizaje con calidad y cobertura en el departamento. Esta vez el turno fue para Pueblo Bello, en estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, donde la gobernadora Elvia Milena Sanjuán Dávila entregó a la comunidad totalmente dotadas las renovadas instituciones educativas Magola Hernández e Instituto Agrícola, cada una con ocho modernas aulas para el servicio de más de 940 estudiantes en este municipio, donde la mayoría de su población es de la etnia arhuaca.

“Recibimos con mucha alegría, con satisfacción y orgullo estas aulas, que son de calidad y tienen las condiciones para ayudar mucho el aprendizaje de nuestros niños. Desde nuestro entorno queremos agradecerle a la gobernadora Elvia Milena Sanjuán y al gobernador Luis Alberto Monsalvo, por hacer realidad este gran legado para la educación de Pueblo Bello”, indicó Analdo José Bolaño Mindiola, cabildo indígena en esa localidad.

Mesías Sepúlveda, presidente del Consejo de Padres de Familia de la Institución Educativa Magola Hernández, sostuvo que “nuestra comunidad está de fiesta, estas obras las estábamos esperando porque nos abren un espacio para el conocimiento y la armonía estudiantil; es lo mejor para nuestros niños, niñas y jóvenes, y se hace historia en nuestro pueblo, queremos darle las gracias infinitas al gobierno departamental por estos espacios que genera para nuestros hijos”.

Los estudiantes son los más entusiastas con las nuevas aulas, señalando que tienen en ellas las mejores condiciones para recibir las clases. “Todo es de alta calidad, la estructura, la dotación, estamos felices porque vamos a tener un mejor aprendizaje”, señaló Johan Lúquez Criado, estudiante del colegio Magola Hernández.

Por su parte, Marcela Navas Rocha, rectora del Instituto Agrícola, afirmó que «este es un gran logro, recibir estas aulas nos ayuda a mejorar la calidad educativa; son espacios y ambientes escolares muy óptimos para el aprendizaje de nuestros niños, niñas y jóvenes. El 40 por ciento de nuestros estudiantes pertenecen a la etnia arhuaca, y ellos también se benefician de estos modernos salones».

La gobernadora del Cesar, Elvia Milena Sanjuán Dávila, ratificó su compromiso con la educación, señalando que “tenemos el privilegio en menos de 100 días de iniciar el gobierno de entregarle a una comunidad educativa esta inversión que claramente se inició en el gobierno de Luis Alberto Monsalvo; es para mi un honor y una fortuna entregar estas estructuras en las que ustedes, los niños, las niñas, los adolescentes y los jóvenes de Pueblo Bello entran a disfrutar”.

De igual manera, la mandataria puntualizó: “Estos son los primeros aularios que entregamos fuera de Valledupar y es un reto enorme el que nos ha dejado el gobierno saliente, nosotros tenemos un compromiso y es inaplazable mantener ese ritmo de inversión en el departamento del Cesar, construir muchas más aulas, llevar más dotación a esas aulas, llevar más tecnología, para que la educación en el Cesar siga en Marcha”.

Los aularios

Se trata de la construcción de espacios modernos, cuya inversión asciende a los $15.000 millones, con un diseño arquitectónico bioclimático que permite minimizar el impacto de las horas de calor, uso eficiente de la luz y ventilación natural, condiciones de comodidad térmica apropiadas, espacios regulares y flexibles para una formación integral que cumple con lineamientos y estándares técnicos de calidad; obras como estas que se extienden a lo largo y ancho del departamento no solo cambian la vida de los estudiantes, educadores y trabajadores administrativos de estas instituciones, sino que además mantienen al Cesar en la cúspide a nivel nacional, como líder en infraestructura educativa.