Valledupar siente y llora la muerte de Martín Elías

......

Martineliascortejo

Una bandera de Colombia ondeada la caravana que encabezó el cortejo fúnebre de Martín Elías, quien fue recibido con un cruce de sentimientos por la admiración del artista y esa triste realidad que  deja su repentina partida.

Las calles de Valledupar se convirtieron en ríos de gentes, de fanáticos en motos, con afiches, con las camisetas amarillas que siempre identificó el Martinismo, pancartas, su música a todo volumen y esa mano en la boca, que a todos ha dejado perplejos por su muerte.

Su cuerpo, llegó de Sincelejo, ciudad donde murió tras el fatídico accidente del Viernes Santos, a las 5 de la mañana a Jardines Recordar a la entrada de Valledupar. Allí, por decisión de su hermano Rafael Santos, se ingresó a Martín para cambiarle de vestuario y colocarle una chaqueta con botones y figuras doradas que recientemente lució el fallecido artista en unas de sus presentaciones.

A llegar al Obelisco, en un carro de bomberos, y con sirenas por doquier, la gente alzaba las manos y pañuelos, en señal de saludo y esa triste despedida que todavía es difícil de aceptar.

Martín Elías, un joven de 26 años, hijo del inmortal Diomedes Díaz y Patricia Acosta, fue el cuarto hijo de esta pareja, que vio nacer primero a Rafael Santos, Diomedes de Jesús, Luís Ángel y por último, el gran Martín Elías, quien se fue de primero al Santo Reino.

El joven artista, con unas siete producciones musicales y la última que dejó grabada, era ya el nuevo ídolo de las multitudes como reseñaban los medios de comunicación. Era un joven carismático, talentoso y con gran poder de convocatoria.

Una caravana de motos iba adelante del cortejo fúnebre. Luego seguía el carro de bomberos con el ataúd cubierto con la bandera de Colombia y su escudo.  Más atrás, en una camioneta, iban los músicos de Martin Elías, vestidos de negro, abrazados, compungidos, llorando a un jefe al cual describieron como “la nobleza en pasta”.

“Fue nuestro amigo, nuestro jefe, nuestro consejero, quien nos decía: muchachos vamos para adelante; quien nunca fue apegado a la plata sino al amor de la vida, a crecer, a planificar el lanzamiento de su nuevo álbum; el joven de la sonrisa permanente, un ser incomparable que deseaba el progreso para todos”, dijo uno de sus coristas.

Recordaron entre sollozos, que Martín Elías, un 24 de diciembre cuando le tocaron al Show de las Estrellas, les dijo: “muchachos, esta fecha que debíamos estar en familia, estamos aquí; yo les voy a dar de aguinaldo, el pago de mi presentación para que lo repartan entre ustedes. “Ese era Martín, noble como siempre”, dijeron.

El cortejo fúnebre llegó al medio día al Parque de la Leyenda y allí está en cámara ardiente hasta el lunes 17 de abril, cuando sean sus honras fúnebres, a las 10 de la mañana. El alcalde de Valledupar, ‘Tuto’ Uhía, declaró Día Cívico, el lunes, para que el pueblo vallenato acompañe a Martín Elías en su último adiós.

El ataúd fue ubicado en el centro de la tarima ‘Colacho Mendoza’ del Parque de la Leyenda ‘Consuelo Araujonoguera’. Allí, todos se confundieron en abrazos y llantos. Su esposa Dayana Jaimes; Patricia Acosta, madre de Martín; familiares, artistas y seguidores.

La solidaridad de sus colegas se ha sentido. Silvestre Dangond, llegó a Valledupar en un vuelo chárter. Poncho Zuleta, Silvio Brito Marciano Martínez, Andrés ‘El Turco’ Gil, Rolando Ochoa, quien fue su acordeonero; Andrés Ariza Villazón, entre otros artistas, estuvieron presentes.

A la una de la tarde, se habilitó el ingreso del público y todos pasaron a presenciar lo que nunca creyeron: la muerte del gran Martín Elías.

Programación:

Domingo 16 de abril:

4 de la tarde: Serenata de despedida de Martín Elías. Tomás Alfonso ‘Poncho’ Zuleta, Iván Villazón, Jorge Oñate, Silvestre Dangond, Peter Manjarrés, Jorge Iván ‘Churo’ Díaz, John Mindiola, ‘Mono’ Zabaleta, Jean Carlos Centeno y Rafael Santos Díaz, entre otros – Parque de la Leyenda.

Lunes 17: 10 am, misa central y sepelio en Jardines del Ecce Homo.

La tumba de Martín Elías estará al lado de su padre, Diomedes Díaz.

SIGUE A INTERPOLITICO.COM EN :
@interpolitico


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *