Congresista cesarense coordina la Comisión Accidental para la Niñez Colombiana en el Congreso

......


En el Congreso de la República se instaló una comisión que tiene como objetivo estudiar, impulsar y visibilizar las iniciativas legislativas que buscan garantizar y proteger a los menores.

La instalación de esta comisión en la Cámara de Representantes estuvo encabezada por Eloy Chichí Quintero Romero, quien fue elegido coordinador de esta delegación conformada por más de 20 congresistas.

El Senado de la República también se sumó a este gran esfuerzo parlamentario para trabajar de manera conjunta por la protección de los niños, niñas y adolescentes. “En Colombia hemos avanzado mucho en la protección de nuestros niños; contamos con una extensa legislación sobre el tema, por ejemplo, la Convención sobre los Derechos del Niño, la Constitución Política de Colombia y el propio Código de Infancia y Adolescencia”, acotó Eloy Quintero.

En este evento también se firmó el manifiesto nacional por la infancia que consta de 8 puntos importantes donde se resalta que el Congreso de la República, los entes de control, instituciones, fundaciones, movimientos, colegios, academia, padres de familia y la sociedad civil general son responsables de salvaguardar la primera infancia, la niñez y adolescencia.

Durante su discurso en la instalación de la Comisión de la Niñez en la Cámara de Representantes, el Congresista cesarense dio a conocer algunas cifras que no son muy alentadoras.

Según el ICBF, en 2018 en el país se registraron diariamente 66 casos de violencia contra niños; en los primeros ocho meses de ese mismo año el instituto abrió 9.102 procesos para restaurar los derechos de los niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual. De estas cifras, según el Instituto de Medicina Legal, el 46 % de los victimarios son familiares de los menores y el 22 % son personas cercanas.

En cuanto al trabajo infantil, según el DANE en el 2017 Colombia presentaba una tasa del 7.3% de niños explotados laboralmente.

Quintero Romero advertido que los niños, niñas y adolescentes, a diferencia de los adultos, no están desarrollados ni física, moral, espiritual y psicológicamente para llevar a cabo trabajos que por su naturaleza o condición en el largo plazo repercuten en su desarrollo y por consiguiente disminuyen considerablemente su calidad y esperanza de vida, además que los privan de su niñez.

De igual forma el parlamentario reconoció “que el trabajo infantil ha estado históricamente ligado a las condiciones socioeconómicas de nuestro país, por lo que es indispensable profundizar nuestros esfuerzos en la lucha por reducir la pobreza, el embarazo prematuro, el desplazamiento forzado, la violencia intrafamiliar, las distintas formas de discriminación, el difícil acceso a la educación o la baja calidad de la misma, así como también debemos profundizar esfuerzos en la generación de recursos para la subsistencia familiar; si como país no resolvemos pronto todas estas situaciones socioeconómicas desfavorables, tengan por seguro que nuestra niñez seguirá siendo vulnerada”.

Según el informe anual de UNICEF del año 2017 para Colombia, la tasa de mortalidad infantil registrada en áreas rurales es 1.5 veces más alta que en áreas urbanas y entre madres sin educación es 4.6 veces más alta que en lasmadres con educación superior.  Igualmente, el porcentaje de adolescentes (15 a 19 años), madres o embarazadas primerizas pasó de 19.5% en 2010 a 17.4% en 2015.

El panorama educativo de la niñez en Colombia, en el mismo informe de la UNICEF destaca que en 2016, la deserción escolar sigue siendo un problema en nuestros niños, donde la tasa de abandono es mayor en áreas rurales que en urbanas y en los niveles más altos. Entre 2015 y 2016, la tasa de deserción intra-anual de educación preescolar, básica y media aumentó de 3,26% (2015) a 3,74% (2016).

“Todo este escenario demuestra que en Colombia han sido muchos los avances, pero más los desafíos que tenemos en materia de protección de la niñez. Necesitamos una arquitectura institucional más eficiente, normas más rigurosas y un sistema de justicia más efectivo. También políticas inclusivas que no solo pongan a los niños, niñas y adolescentes en el centro de la agenda pública, sino que adicionalmente le apunten a resolver los serio obstáculos socio económicos que históricamente han vulnerado sus derechos”. Dijo el Congresista de Cambio Radical.

Eloy Quintero finalizó su discurso argumentando que el trabajo mancomunado de la Comisión de la niñez del Senado de la República y la Cámara de Representantes será un esfuerzo histórico, no sólo porque marcará la agenda pública en temas de niñez en el país, sino porque de su seno saldrán seguramente las propuestas legislativas que los ciudadanos han venido reclamando; además felicitó y agradeció a los senadores, asesores y demás ciudadanos que hicieron posible la creación de esta comisión. 

SIGUE A INTERPOLITICO.COM EN :
@interpolitico


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *