Caicedo advierte sobre estrategia inédita de desinstitucionalización que pondría en riesgo a las gobernaciones de todo el país

......


El mandato de cambio y transformación entregado en el Magdalena a la administración de Carlos Caicedo está en riesgo ante la nueva e inminente ‘jugadita’ política de 26 de los 30 alcaldes del departamento, apadrinados por los congresistas de los clanes políticos tradicionales de la región, quienes al parecer buscarían ‘adueñarse’ de los recursos destinados para la ejecución del Plan de Desarrollo ‘Magdalena Renace’ a través de una estrategia anti democrática sin precedentes, en la que por primera vez en la historia de la institucionalidad colombiana unos alcaldes municipales se unirían para quebrar el régimen político y administrativo entre nación, departamento y municipios.


El llamado “Pacto de Ciénaga”, como también se le conoce, apuntaría a desfinanciar la gestión del gobernador Caicedo y estaría siendo liderada por Luis Alberto Tete Samper, alcalde del municipio de Ciénaga. La estrategia consiste en que 26 alcaldes conformen una sociedad jurídica que les permita solicitar de forma directa al presidente de la República, a través del Departamento Nacional de Planeación – DNP –, los recursos que le corresponde ejecutar a la gobernación, y que ascienden a aproximadamente 320.000 millones de pesos por concepto de regalías para la ejecución del Plan de Desarrollo ‘Magdalena Renace’ en los cuatro años de gobierno.


El gobernador Carlos Caicedo denunció en la mañana de hoy ante los magdalenenses y ante todos los colombianos que esta presunta estrategia coordinada entre los clanes políticos tradicionales del departamento y el Gobierno Nacional significaría suspender de facto los programas de inversión contemplados para los distintos municipios, y que en buena parte están orientados a la superación de la pobreza a través de programas sociales y de educación, al fortalecimiento de la red pública hospitalaria, a la ejecución de nuevas obras y vías y a los programas de turismo y agro en el contexto de la reactivación económica en la pospandemia.


“Esta sublevación contra la Gobernación Alternativa del Magdalena pretende devolverle los recursos de regalías del cuarto departamento más pobre del país a politiqueros tan cuestionados como Eduardo Pulgar, el Mello Cotes, Trino Luna, Keilyn González, Carlos Mario Farelo, Víctor Rangel, Luis Eduardo Díaz Granados, Franklin Lozano y Fabián Castillo y Joaquín Adriano Vélez, quienes son los padrinos políticos y financiadores de estos alcaldes. Estas son las mafias de siempre que quieren saquear el departamento, están desesperadas porque necesitan los recursos de los magdalenenses para financiar sus campañas al Congreso en 2022. ¡Tienen claro que durante nuestra administración no podrán hacerlo!”, aseguró Caicedo.


El gobernador también señaló que esta ‘jugadita’ hace parte de una estrategia que viene siendo ejecutada por sus opositores políticos desde el principio de su administración y que se evidencia en por lo menos cuatro episodios: i) los 80 mil millones de pesos aprobados dos días antes de finalizar el gobierno de Rosa Cotes, a fin de dragar unos caños sin los estudios pertinentes; ii) 130 mil millones de pesos del intercambiador entre el puente Laureano Gómez y el peaje, una inversión injustificada que por fortuna se logró reversar en la nueva administración; iii) la toma arbitraria del Hospital Julio Méndez Barreneche (HJMB) apenas 40 días después de haber asumido su dirección; y iv) el bloqueo promovido en la Asamblea departamental para la no aprobación de las distintas iniciativas de la gobernación.

Caicedo llamó a la comunidad nacional e internacional a rodear la democracia colombiana y a los gobiernos legítimamente elegidos y constituidos, señalando que este atropello en el Magdalena podría convertirse en una “inminente amenaza para los demás gobernadores del país y para el orden político, administrativo e institucional colombiano:
“Al presidente Duque le solicito no permitir que se materialice un plan tan perverso contra nuestro gobierno alternativo. No puede ser que quienes ganamos con voto limpio y en democracia seamos permanente saboteados por quienes quieren impedir transformaciones. Los magdalenenses debemos prepararnos para movilizarnos pacíficamente y hacer respetar la autonomía y la voluntad popular en todos los municipios, y convoco a los congresistas, a los alcaldes y gobernadores demócratas a rechazar de manera tajante esta estrategia que pone en riesgo el orden institucional en todas las regiones del país. Magdalena se respeta”, concluyó el gobernador.

SIGUE A INTERPOLITICO.COM EN :
@interpolitico


Los comentarios están cerrados.